Cómo mejorar la calidad de tus presentaciones


Cómo mejorar la calidad de tus presentaciones


Cuando tenemos que realizar cualquier trabajo, informe, presentación para clase o documento, es muy importante cuidar la presentación. Aunque el fondo es siempre más importante que la forma, la forma puede hacer que nadie se fije en el fondo por la mala imagen que transmite.

Esto te puede pasar si no sigues unas normas y unos consejos básicos de maquetación a la hora de crear tus documentos, donde es imprescindible ajustarse a los requerimientos de aquella persona, jurado o tribunal que los vaya a recibir.

Claves para mejorar la calidad de tus presentaciones

Para empezar, debes tener claro que una parte muy importante de la presentación de un trabajo es la impresión. Es decir, da igual que lo hagas todo bien, si luego resulta que el trabajo no se ve bien. Esto es muy importante en lo que respecta, por ejemplo, a las imágenes, tablas, gráficos y otros elementos visuales que deben poder verse bien.

Si queremos imprimir correctamente, es importante que utilicemos impresoras de buena calidad, que impriman con nitidez y una buena velocidad, como por ejemplo las impresoras epson. Se trata de impresoras muy compactas, modernas y prácticas que puedes utilizar con gran facilidad. Sólo necesitas disponer de cartuchos epson para poder imprimir bien.

Por otro lado, debes tener en cuenta también todos los consejos necesarios de maquetación.
 

Consejos de maquetación para presentaciones

  

1. Utiliza el programa más adecuado para el tipo de documento.

La mayoría de documentos e informes se suelen hacer con el Microsoft Office y luego pasarlos a pdf. Pero también se puede maquetar otro tipo de documentos con diferentes programas, como Powerpoint, Freehand, QuarkXpress, etc.

2. Utiliza correctamente los títulos.

Si quieres hacer documentos complejos, tienes que crear un buen índice y distribuir correctamente la información en títulos y subtítulos. Cuanto más específico seas, mejor, ya que de esta forma se pueden localizar los elementos esenciales del documento con más facilidad.

3. Haz las citas adecuadamente.

Dependiendo del tipo de documento que estemos hablando, es importante hacer las citas adecuadamente, de acuerdo con las normas para citar bibliografía. Hacerlo de otra manera puede resultar un error imperdonable en muchos ámbitos, especialmente en el ámbito académico.

4. Da cifras y gráficos de manera clara.

Un gran problema de muchos documentos es que no son nada visuales. Hay que saber cómo dar cada información. Por ejemplo, muchas tablas con datos las podrías convertir en gráficos o diagramas de barras, lo que permitiría tener una idea comparativa más práctica y eficaz.

Esperamos que estos consejos te sirvan para hacer presentaciones y trabajos correctamente en la universidad, o en tu empresa.

0 Comentarios en "Cómo mejorar la calidad de tus presentaciones"

Escribe aquí tu comentario